Just Vegetal

Ecología, Defensa Animal, Salud y Cocina Vegana

Archive for julio 2009

Piensa Como Una Montaña

with one comment

lago_entre_montanasPiensa Como Una Montaña

http://www.alcione.cl/nuevo/index.php?object_id=823

Antropocentrismo o chauvinismo humano – la idea que los seres humanos son la cumbre de la creación, el origen de todos los valores, la medida de todas las cosas – está profundamente absorbida en nuestra cultura y conocimiento.

“Y el temor de ti y el terror de ti estará sobre toda bestia de la tierra,
y sobre toda ave del aire, y sobre todo lo que se mueve sobre la tierra,
y sobre todos los peces del mar; en tus manos son librados”. (Génesis 9:2)

Cuando los humanos finalmente comienzan a ver a través de las capas de su antropocéntrica autoestima comienza a tener lugar un profundo cambio en sus consciencias. Algunas veces el resultado ha sido nominado como “ecología profunda”, un término acuñado por el filósofo y eco-activista noruego Arne Naess.

Cuando abrazamos este punto de vista, la alienación disminuye. El humano deja de ser un extraño, un ser aparte. La humanidad es entonces reconocida meramente como el más reciente estado de nuestra existencia, y en la medida en que dejamos de identificarnos exclusivamente con este capítulo de nuestra evolución, comenzamos a tomar contacto con nosotros como mamíferos, como vertebrados, como una especie sólo recientemente emergida del bosque lluvioso. A medida que la niebla de la amnesia se dispersa, hay una transformación en nuestra relación con las otras especies y en nuestro compromiso por cuidar de ellas.

Lo que aquí se describe no debería ser visto como puramente intelectual. El intelecto es un punto de entrada al proceso delineado y el más fácil para comunicarlo. Para alguna gente, sin embargo, este cambio de perspectiva resulta de accciones en representación de la Madre Tierra.

“Yo estoy protegiendo el bosque lluvioso” se transforma en “Yo soy parte del bosque y me estoy protegiendo a mí mismo. Soy esa parte del bosque lluvioso recientemente emergida al pensamiento”. Este cambio de perspectiva es más espiritual que intelectual.

Con esta nueva perspectiva de la creación, comenzamos a recordar nuestra verdadera naturaleza. A medida que la memoria mejora y que las implicaciones de la evolución y de la ecología son internalizadas y reemplazan anticuadas estructuras antropocéntricas en la mente, comenzamos a identificarnos con toda vida. De ahí resulta el darse cuenta de que la distinción entre “vida” y “sin vida” es una construcción humana. Cada átomo del cuerpo humano existía antes que la vida orgánica existiera hace cuatro mil mil millones de años. Uno podría incluso recordar sus existencias previas como mineral, como lava, como roca.

Las rocas contienen el potencial para combinarse en un bulto como este cuerpo. Somos las rocas danzando. ¿Porqué las miramos hacia abajo con ese aire condescendiente? Son ellas las que son la parte inmortal de nosotros.

Si nos embarcamos en tal viaje interior podemos encontrar, volviendo a la realidad consensual, que nuestras acciones en representación del medio ambiente son purificadas y fortalecidas por la experiencia.

Hemos encontrado aquí un nivel de nuestro ser que ni las polillas, ni el moho, ni el holocausto nuclear, o la destrucción de los bancos de genes, pueden corromper. Nuestro compromiso para salvar el mundo no es disminuido por esta nueva perspectiva, aún cuando el miedo y la ansiedad que eran parte de nuestra motivación comienzan a disiparse y a ser reemplazado por cierto desinterés. No actuamos solamente porque la vida está en juego, sino porque las acciones desde una consciencia desinteresada y más desapegada son más efectivas. Este desinterés o desapego tienen mucho en común con la meditación. Y puesto que la mayoría de los activistas no tiene mucho tiempo para meditar, esta perspectiva comienza a ser un sustituto efectivo. De hecho, más y más maestros de meditación están abrazando la “ecología profunda”.

Según Naess, “la esencia de la ecología profunda es hacer preguntas más profundas…. Nos preguntamos cuál sociedad, cuál educación, cuál forma de religión es beneficiosa para toda vida sobre el planeta como una totalidad”.

De todas las especies que alguna vez han existido, se estima que menos de una en cien existe hoy en día. El resto llegó a extinguirse porque, a medida que el medio ambiente cambia, toda especie que es incapaz de adaptarse, de cambiar, de evolucionar se extingue. Toda evolución tiene lugar en esta forma. De esta manera nuestro antecesor, un pez hambriento de oxígeno, empezó a colonizar la tierra. La amenaza de extinción es la mano del alfarero que modela todas las formas de vida.

La especie humana es una entre millones amenazada de inminente extinción a través de la guerra nuclear, el efecto invernadero, la destrucción de la capa de ozono, y otros cambios ambientales. Y mientras es cierto que la “naturaleza humana”, revelada por 12.000 años de historia escrita, no ofrece mucha esperanza de que podamos cambiar nuestras guerras codiciosas e ignorantes conductas, la extensamente más larga historia de los fósiles nos asegura que podemos. Somos ese pez y las miríadas de otros desafíos de la muerte a través de proezas de flexibilidad que nos son reveladas por el estudio de la evolución. A pesar de lo reciente de nuestra “humanidad”, se nos garantiza una cierta confianza.

Desde este punto de vista, la amenaza de extinción aparece como la invitación al cambio, a evolucionar. Después de un breve respiro desde la mano del alfarero, estamos aquí de vuelta otra vez sobre la rueda. El cambio que se necesita de nosotros esta vez no es alguna resistencia a la radiación, sino un cambio en la consciencia. La ecología profunda es la búsqueda de esa consciencia.

Seguramente la consciencia emergió y evolucionó de acuerdo a las mismas leyes que rigen todo lo demás, moldeada por presiones del medio ambiente. En el pasado reciente, cuando fue enfrentada a la intolerable presión ambiental, la mente de nuestros antecesores debe haber sido una y otra vez forzada a trascenderse a sí misma.

Para sobrevivir a nuestra actual crisis medioambiental, debemos recordar conscientemente nuestra herencia evolucionista y ecológica. Debemos aprender de acuerdo con Arne Naess a pensar como una montaña.

Si estamos abiertos a desarrollar una nueva consciencia, debemos hacer frente plenamente a nuestra inminente extinción (la última presión medioambiental). Jonathan Schell explica bellamente esto en su libro “El Destino de la Tierra”. Significa reconocer la parte de nosotros que se desvía de la verdad y se oculta en la intoxicación o en la hiperactividad, para no ver la desesperación de la especie humana que ya corrió su carrera de cuatro mil millones de años y cuya vida orgánica está sólo a un pelo de terminar.

Una perspectiva biocéntrica, el darnos cuenta que las rocas quieren danzar y que las raíces penetran más profundo que cuatro mil millones de años, puede darnos el coraje para enfrentar la desesperación y penetrar hacia una consciencia más viable, una que sea sostenible y armónica con la vida otra vez.

John Seed

Traducido y extractado por Carmen Bustos de
John Seed.- Thinking Like a Mountain.-Heritic Books

Written by justvegetal

julio 22, 2009 at 10:48 am

Paella de Verduras y Cochayuyo con Arroz Integral

leave a comment »

paella

Paella

Ingredientes

Para cuatro personas

8 alcachofas

un buen puñado de algas cochayuyo

1 pimiento rojo mediano

1 pimiento verde

1 cebolla pequeña

1 cabeza de ajos

2 tomates pequeños

200 gramos de setas

200 gramos de champiñones

una taza de guisantes

200 gramos de tofu cortado en daditos

100 gramos de aceite de oliva virgen

1 cucharadita generosa de pimentón dulce de la Vera ahumado

azafrán

2 pastillas de caldo vegetal ecológico tipo Biocop

350 gramos de arroz integral redondo ecológico

tres veces el volumen que ocupa el arroz en agua desclorada

limones cortados para servir

Elaboración

Ponemos en remojo el alga cochayuyo que estará dividida en trocitos. Cortamos en fina juliana los ingredientes del sofrito, pimientos, cebolla y tomates, por separado y los reservamos. Las alcachofas las limpiamos de todas sus hojas duras, las cortamos por la mitad y las dejamos cubiertas de agua mientras seguimos preparando el resto de ingredientes. Limpiamos y cortamos en cuartos los champiñones y las setas. Pelamos y machacamos los ajos.

Comenzamos la paella elaborando en una paellera el  sofrito, ponemos el aceite y cuando esté caliente añadimos los pimientos y la cebolla estofamos tranquilamente y cuando empiece a tomar color agregamos el tomate, damos unas vueltas más hasta que se funda en el aceite. Incorporamos consecutivamente las alcachofas y las algas cochayuyo, las setas y los champiñones, damos unas vueltas hasta que se seque todo el agua que puedan desprender las verduras. Añadimos el azafrán,  los ajos machacados, el pimentón, y los cubitos de caldo y estofamos un par de minutos más. Agregamos el arroz, el tofu y los guisantes, mezclamos bien con el resto de ingredientes de la paellera durante dos minutos más. Vertemos el agua, repartimos bien y dejamos que cueza a fuego medio tapado durante unos 2o minutos.

Destapamos y dejamos seguir cociendo hasta que todo el caldo de haya evaporado otros 10 minutos más. Apartamos, tapamos y dejamos reposar 5 minutos antes de servir.

paella1

Consideraciones

Esta paella de verduras es una receta vegana  interesante porque al emplear las algas cochayuyo da un toque apetitoso a mar por su sabor y por su consistencia similar a la de los calamares. Emplear arroz integral la hace más equilibrada desde el punto de vista dietetico  porque posee un índice glucémico bajo con respecto  al del arroz blanco.

Pan Integral de Espelta con Semillas

leave a comment »

pan espelta

Pan de Espelta Integral

En esta receta hemos querido hacer un pan con harina integral de espelta 100%, a la cual hemos añadido unos puñados de semillas de girasol, lino, quinoa, mijo y amapola. El proceso de fermentación lenta en frigorífico permite que la masa levante de manera óptima y similar a los panes que tienen mezcla de harinas blancas.

Ingredientes

Para dos hermosos panes

800 gramos de harina de espelta integral ecológica

500 gramos de agua desclorada

10 gramos de levadura fresca de panadería

1 cucharadita de sal

80 gramos de mezcla de semillas

Elaboración

Primero hacemos un poolish con 300 gramos de harina, 300 gramos de agua y la levadura, mezclamos con un tenedor en un bol y dejamos fermentar, tapado con un plato, toda la noche en el frigorífico.

Después añadimos el resto de los ingredientes y amasamos suavemente durante unos 20 minutos, la masa debe ser tierna pero no debe pegar en los dedos. Hacemos una bola, la espolvoreamos de harina y la dejamos reposar en una fuente grande y profunda, tipo ensaladera, tapada con un plato, otra vez en el frigorífico durante 4 horas. Transcurrido este tiempo la masa habrá esponjado y aumentado de tamaño, sacamos de la nevera y dejamos atemperarse en la encimera de la cocina, sin tocarla, tal como la hemos sacado en su propio recipiente, una hora más. Transcurrida la cual, preparamos dos moldes untados ligeramente de aceite y espolvoreados de harina para que no se peguen los panes. Dividimos la masa en dos partes iguales y las colocamos cada una en su molde con las “costuras” hacia abajo y la superficie bien lisa. Esperamos que fermenten a temperatura ambiente  durante una hora más, cubiertos con un paño de cocina. Un cuarto de hora antes de que termine el tiempo de reposo de la masa encendemos el horno para que esté bien caliente, a 220 grados. Hacemos un corte longitudinal en cada pan, no muy profundo, de un par de centímetros. Introducimos en el horno durante unos 40 minutos.

espelta

tipos de espelta


Written by justvegetal

julio 18, 2009 at 6:34 pm

Helado Vegetal de Cardamomo y Agave

with 4 comments

helado

Helado de Cardamomo

Deliciosa y sana alternativa a los helados tradicionales. Es un helado muy bajo en calorías que ha sido endulzado exclusivamente con agave y que no contiene lácteos ni productos de origen animal. Al utilizar exclusivamente harina de maíz para la base esta receta es apta para celíacos.

Ingredientes

1 litro de bebida de soja

2 cucharaditas de semillas de cardamomo

4 cucharaditas de maizena

100 gramos de sirope de agave

30 gramos de aceite de girasol ecológico

Elaboración

Poner a calentar en una cacerola la bebida de soja con las semillas de cardamomo. Habremos apartado media tacita fría para disolver en ella la maizena. La incorporamos cuando hierva y damos unas vueltas hasta que vuelva a hervir, apartamos del fuego.  Dejamos infusar las semillas de cardamomo, durante un cuarto de hora. Colamos la preparación y le añadimos el sirope de agave y el aceite de girasol, batimos con una batidora y vertemos en una fuente para que se enfríe. Podemos proceder a helarlo en una sorbetera o, si no la tenemos, podemos congelarlo por completo en cubiteras, y antes de servirlo triturarlo  en un robot de cocina potente. Colocar en copas y servir regado de sirope de agave.

cardamono2web

Written by justvegetal

julio 17, 2009 at 7:57 pm

Bizcocho 100% Vegetal de Cacao y Agave

leave a comment »

bizcocho

Bizcocho

Una alternativa a los bizcochos tradicionales,  éste es sin huevos, sin lácteos y sin azúcar.

Ingredientes

una taza y media de harina, mitad integral, mitad blanca, de espelta (se puede hacer con harina de trigo)

un tercio de taza de cacao puro

una cucharadita de levadura

una pizca de sal

dos tercios de taza de néctar de agave

media taza de aceite de girasol

una taza de agua fría

una cucharada de vinagre

Elaboración

Mezclar todos los ingredientes batiendo suavemente menos el vinagre que se añade cuando ya la mezcla es homogénea. Mezclamos un par de minutos más y cocemos a horno suave 180 grados, durante media hora.

agaves


Written by justvegetal

julio 17, 2009 at 7:38 pm

La Leche en Conexión con la Esterilidad

with one comment

La Leche en Conexión con la Esterilidad
de Animal Rights Resource SiteItaliano

Un nuevo estudio sugiere que las mujeres que quisieran pero que no han logrado concebir un niño revisen el lugar que ocupan los productos lácteos en sus dietas. Un equipo de investigadores en los Estados Unidos y Finlandia ha informado que en lugares donde el consumo de leche es más alto, las mujeres tienden a experimentar una caída drástica de la fertilidad en relación con la edad.

Con la excepción de algunas poblaciones en el norte de Europa y sus descendientes, la mayoría de los adultos pierden la habilidad de digerir la lactosa (el azúcar de la leche). Ya que la intolerancia a la lactosa desalienta el consumo de la leche y otros lácteos ricos en galactosa- (un azúcar aparentemente tóxico para los óvulos humanos) la intolerancia resulta ser un beneficio, observan el ginecólogo Daniel W. Cramer de la Escuela de Medicina de Harvard y sus colegas.

Hace cinco años, Cramer relacionó el consumo de galactosa con un incremento en el riesgo de cáncer de ovario. Para descubrir si este azúcar también afecta a la fertilidad, su equipo comparó los datos de tasa de fertilidad de 36 países, con el consumo de leche per cápita, y la hipolactasia (la inhabilidad de los adultos para digerir la lactosa). En la edición de Febrero del American Journal of Epidemiology, reportaron una correlación entre el alto consumo de leche y una debilidad en la fertilidad, en mujeres con tan sólo de 20 a 24 años de edad.

La fuerza de esta asociación – y la velocidad de la declinación en fertilidad- crece conforme se estudian los grupos sucesivamente mayores en edad. En Tailandia, por ejemplo – donde el 98 por ciento de los adultos son hipolactásicos- el promedio de fertilidad en la mujer es de 35 a 39 es sólo un 26% más bajo del rango de edad pico (25 a 29). Por contraste, en Australia y en el Reino Unido, donde la hipolactasia afecta a sólo el 5% de los adultos, el promedio de fertilidad de los 35 a 39 años es un 82% por debajo de la edad pico.

Muchos factores – incluyendo costumbres, tasas de divorcio, uso de anticonceptivos, y nivel económico – afectan la fertilidad. Sin embargo, nota Cramer, el nuevo análisis “confirma demográficamente lo que hemos observado experimentalmente, cuando alimentamos a un ratón con cantidades elevadas de galactosa, y clínicamente, en mujeres con galactosemia (la inhabilidad de metabolizar galactosa). Las mujeres con este desorden, que tienen altas concentraciones de este azúcar en sus tejidos son estériles.


Este artículo apareció en Science News, de fecha 3/12/94.

Written by justvegetal

julio 17, 2009 at 2:08 pm

El Papel de los Alimentos en la Lucha Contra el Cáncer

with one comment

El papel de los alimentos en la lucha contra el cáncer
de Schweizerische Vereinigung für Vegetarismus (SVV)

Un cáncer comienza cuando una célula empieza a multiplicarse de manera desordenada. Esto se puede producir especialmente en la próstata, los pulmones, las mamas, el tubo digestivo. Esta célula se divide cada vez más, hasta convertirse en una masa que invade los tejidos vecinos. En un momento determinado, algunas células cancerosas se desunen para fluir rápidamente en otras partes del cuerpo. Este procedimiento se llama «metástasis».

En los países occidentales, un adulto de cada tres es atacado por el cáncer. Es un aumento importante con relación a los años anteriores y se trata de una situación muy diferente a la situación dominante en los países donde los hábitos alimenticios occidentales todavía no se han extendido.

El Instituto Nacional (americano) del Cáncer ha llevado a cabo un estudio para analizar en qué proporción el riesgo de padecer cáncer se debe, por una parte, a los factores genéticos y, por otra parte, a los factores que potencialmente se pueden controlar, como el tabaco, la alimentación, los rayos x, las radiaciones, etc. Según las estimaciones más fiables, del 80 al 90% de los cánceres se deben a factores medioambientales en la medida en que incluyen los hábitos alimenticios y el tabaquismo. El 30% de los cánceres se deben al tabaco, incluidos el cáncer broncopulmonar (pulmón), el cáncer de boca, el cáncer de garganta, el cáncer de riñón y el cáncer de vejiga. Además, hay casos (del 30 al 60%) que están causados por la alimentación. Los cánceres de próstata, de mama, de ovarios, de útero, de colon, de estómago e incluso el cáncer broncopulmonar (pulmón), entre los órganos más vulnerables, están relacionados con alimentos específicos que favorecen el crecimiento de células cancerosas. Algunos alimentos no son la única causa de los cánceres en estos órganos pero, asociados con una exposición a productos tóxicos, radiaciones, a una debilidad de orden genético y una vez más a otros factores, contribuyen en gran parte a éstos.

Los elementos que permiten determinar en qué medida los alimentos influyen en la aparición y en el desarrollo de un cáncer son resultado de varios tipos de estudio. Los investigadores han comparado las tasas de cáncer en diferentes países cuyos hábitos alimenticios difieren mucho, como Japón y Estados Unidos. Para separar los factores alimenticios de los factores de origen genético, se han propuesto estudiar la alimentación de personas que han dejado Asia para irse a vivir a Estados Unidos y que han adoptado unos hábitos occidentales en cuanto a nutrición. También han estudiado las dietas de enfermos de cáncer y las han comparado con las de otras personas de la misma comunidad. Entonces, se ha demostrado claramente que algunos alimentos favorecen la aparición del cáncer, mientras que otros ejercen una acción protectora.

Podemos utilizar estos datos para reducir los inconvenientes relacionados con estos cánceres en pleno aumento. Cuando se ha diagnosticado un cáncer, también disponemos de información sobre la acción de los alimentos sobre su desarrollo, lo que es de vital importancia cuando el objetivo de la persona atacada por la enfermedad es impedir su recidiva, liberarse de los dolores causados y aún más, reducir sus efectos dolorosos en la vida diaria. Sin embargo, sabemos mejor cómo los alimentos ayudan a prevenir la aparición del cáncer que precisar su acción una vez que se ha diagnosticado el cáncer; sin embargo, en los dos casos, se dispone de una suma considerable de datos precisos.

Los tipos de cáncer que están causados por determinados alimentos son los que sobrevienen en los órganos regidos por las hormonas sexuales, ya sea la próstata, las mamas, el útero y los ovarios, y los que están relacionados con la absorción de nutrientes, como el esófago, el estómago, el colon, el hígado y el páncreas. No obstante, se ha demostrado también que los hábitos alimenticios ejercen una influencia sobre la aparición de otros cánceres.

Cuando se ha diagnosticado un cáncer, el paciente debe trabajar con su médico para fijar el mejor tratamiento individual, incluyendo el importante papel de la alimentación. Ningún médico se siente cómodo para informar juiciosamente sobre sus enfermedades a nivel de alimentación, ya que la mayoría no han recibido una formación en este ámbito. En este caso, pueden aconsejarles consultar un dietista y familiarizarse con los conceptos que aparecen en este libro1 para integrar sus consejos nutricionales con otras recomendaciones.

Dr. Neal Barnard

Extracto (y traducido) de su obra «Foods that fight Pain», capítulo 10.

Referencias:
1. «Foods that fight pain», Neal Barnard M.D., Three Rivers Press, New York, N.Y., 10022, USA, 1998. ISBN 0-609-80436-7.
Edición en español: «Alimentos que combaten el dolor», Neal Barnard, Ediciones Paidós, ISBN 84-493-0645-0 – http://www.paidos.com/lib.asp?cod=57037

Written by justvegetal

julio 17, 2009 at 1:54 pm